Minutos

Con la voz laminada, con la moral minada,
labor airada, calor de nada, frío de todo y todo se para.
Se pararon tus besos y mi higiene mental
y digieres mi orgullo, y tu pecho es metal.

No tendrás amor, pero tendrás...
Tendrás palabras...
Y mastiqué el oxígeno
para engañar a las ganas

¿Dónde están las máquinas de alegría que ya no fabrican días?
Te juro que antes había, como existían los gigantes...
Te juro que antes había, como tu sonrisa y la mía,
y aquél instante extremo que anuló el futuro y su desastre

Quizá estén equivocados,
asustados con sus planes
y nuestros minutos locos
valgan más que sus vidas ejemplares

Ahora puedo imaginarte, tu tacto hundido en mi carne
Tus ojos me escucharon, tu voz quiere mirarme
y te siento tanto, tanto, y todo, imaginé los modos
lloro y vuelves a esfumarte

Y vuelvo a estar loca, y vuelves a estar loco
Y los minutos vuelven a ser días, todos pedían planes
Te juro que antes había...Ya no puedo imaginarte
Y solo siento...Tu ausencia

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Te Comiste al Personaje...Un cuento para Jota Mayúscula

¿Somos las mujeres crueles entre nosotras?

EL AMOR NO ES LO PRIMERO