Cuántos PEROS...

Caldo con pelotas, ¿Cuando venís a comer?
Y ella servía con la sonrisa llena, con la cartera rota
Nona, siéntate, luchaba buscando hueco y encontraba el mundo,
que esta mesita pequeña es más grande si estamos juntos.

Y deseaba el momento, aunque otros se aburrían,
yo enfurecía en silencio, Tita, yo escucharé tu poesía.
Orgullosa de tus versos, me lograste emocionar
porque todo lo que haces, lo que dices huele a hogar

¿Cuando? ¿Cuando venís que quiero veros?
¡Cuántos PEROS se me clavan esta noche de febrero!
Recuerdo el último invierno, llamémosle despedida
Abrázame Tita, que ya no soy pequeña
ahora puedo recordar,
sé que a tu cartera rota le pesaba la bondad

Abrázame Tita que el tiempo nos miente,
abrázame, por si es adiós, que me duela para siempre

Odio los martes, igual he venido a verte,
PERO no puedo escucharte, ni a ti ni a tu suerte,
ni a la mía, ni a la de tantos
¿Puedes escuchar mis PEROS?
Estaban todos llorando

Qué bonita eres Tita, y tú sufriendo por tu aspecto
¿Acaso te fuiste sin mirarte como yo te veo?


A mi Tita Nona, un ser de luz, un alma buena

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Somos las mujeres crueles entre nosotras?