martes, 13 de noviembre de 2012

¡No! A Tu Jaula De Oro


Ordenando mis viejas fotos, recordando mis luchas, aventuras que me ayudaron a ser quien soy, a veces olvido cuánto anduve. Esas fotos resucitan mis pasiones, estuve en todos esos sitios, con todas esas gentes, haciendo todas esas cosas.

Por eso, cuando pronuncies mi nombre, si sientes que pesa no es casualidad. Nombres que llenan estancias, nombres que huelen a cosas que son verdad. No hablo de fama, sino de la grandeza de lo que un individuo puede llegar a representar. Por eso, cuando ellos me miran o me escuchan saben que lo que digo es cierto, y eso no se consigue en dos días.

Siempre me anuncias que si yo fuera tu mujer me tratarías como a una reina y darías todo de ti. Mirando estas fotos, sé que tomé el camino adecuado. Yo no quiero ser tu mujer, quiero ser UNA MUJER. Y si yo sucumbiera al concepto de mujer  que tu me ofreces y no al que he representado hasta ahora, hubiera tirado todo mi pasado a la basura, debería quemar esas fotos sabiéndome indigna de poseerlas. Todo sería una mentira, no podría mirar a esas fans a las que tanta fuerza y rebeldía he contagiado a los ojos.

Yo jamás me he conformado y nadie que se valore debería hacerlo por nadie. Esta es mi vida, mi manera de ser feliz, así era antes de que tu llegaras y así seguirá siendo. Gracias por ofrecerme tu amor, pero digo ¡NO! A TU JAULA DE ORO

2 comentarios:

Siberia dijo...

Sólo las cosas banales se consiguen en dos días. Tu valía como artista y como mujer no es banal. Y eso lo consigues día a día, con tu esfuerzo, con tu manera de ver la vida y así llevarla hacia adelante. Por eso aunque no quieras esa jaula dorada que te ofrecen tienes la grandeza de decir "gracias"

Trynity Kook. dijo...

La soledad fue un invento del debil.

Publicar un comentario

Template by:

Free Blog Templates