miércoles, 5 de septiembre de 2012

Una Noche Cualquiera


No necesito felicidad extrema, ni aplausos, ni que me admiren, ni bailar toda la noche, ni intercambios de palabras protocolarios para sentirme en sociedad.

Quiero una copa, un taburete, sentarme enfrente de una persona auténtica que sepa quien soy. Necesito una conversación, necesito a ese interlocutor que me haga sentir que cada una de sus frases alberga el firme propósito de encontrar ese punto intermedio, esa coordenada mágica necesaria entre la realidad y la voluntad de no dañar tus sentimientos.

Esas personas humildes, con clase, que a menudo pasan inadvertidas, un día se cruzarán en tu camino y solo siendo ellos mismos te harán volver a casa con la paz interior que ni siquiera tú sabías que necesitabas

Gracias por una noche cualquiera, una noche tranquila, perfecta.

2 comentarios:

Siberia dijo...

Tan sencillo parece. Y sin embargo qué difícil se hace a veces encontrar una noche simple pero mágica.

Un abrazo Sheila, y un beso ligero en tu frente para esa otra noche que te deseo encuentres muy pronto.

Adrian Sempere Perez dijo...

Las mejores conversaciones son con ausencia.
Si no fuera por la palabra secreta, recibirías muchos mas comentarios.

Publicar un comentario

Template by:

Free Blog Templates